Skip to main content

Si bien la forma de su nariz es por lo general algo hereditario, su apariencia puede haberse visto alterada por lesiones o durante una cirugía previa. La cirugía de la nariz, también conocida como rinoplastía, mejora la apariencia y proporción de su nariz, mejorando la armonía facial y la seguridad en sí mismo. La cirugía de nariz también puede corregir dificultades respiratorias causadas por anomalías estructurales.

Pero cuando pensamos en corregir algo en nuestra nariz, siempre sale esta duda: que forma es la adecuada para mi?

  • el tamaño de la nariz, en relación con las demás estructuras faciales;
  • el ancho de la nariz, a la altura del tabique nasal;
  • el perfil de la nariz, cuando tiene gibas o depresiones a la altura del tabique nasal;
  • la punta de la nariz que es demasiado grande o bulbosa, está caída o es muy respingada;
  • las fosas nasales grandes, anchas o respingadas;
  • asimetría y desviación nasal.

Por lo que hay que tener en cuenta:

La cirugía de nariz es una intervención altamente personal y usted debería tomar la decisión de realizarla, no para cumplir los deseos de otra persona o para intentar ajustarse a una imagen ideal. La cirugía de nariz es una buena opción para usted si:

  • el desarrollo de su rostro ya se ha completado y tiene por lo menos 17 años de edad;
  • goza de buena salud física;
  • deja de fumar;
  • tiene en mente metas específicas pero realistas para mejorar su apariencia.

La parte superior de la estructura de la nariz es hueso y la parte inferior es cartílago. La rinoplastia puede modificar el hueso, el cartílago, la piel o las tres cosas. La valoración previa con el cirujano sobre si la rinoplastia es adecuada para ti y lo que puede lograr.

Al planificar la rinoplastia, el cirujano considerará tus otras características faciales, la piel de la nariz y lo que te gustaría cambiar. Si eres candidato para la cirugía, el cirujano elaborará un plan personalizado para ti.

Cabe mencionar que la rinoplastia puede cambiar el tamaño, la forma o las proporciones de la nariz y puede realizarse para reparar deformidades causadas por una lesión, corregir una anomalía congénita o mejorar ciertas dificultades respiratorias.

Cómo te preparas

Antes de programar la rinoplastia, debes tener en cuenta con el cirujano para analizar los factores importantes que determinarán si la cirugía puede funcionar bien en tu caso. En general, esta reunión abarcará lo siguiente:

  • Tu historia clínica. La pregunta más importante que te hará el médico será cuál es tu motivación para la cirugía y cuáles son tus objetivos. El médico también te hará preguntas sobre tu historia clínica (incluidos los antecedentes de obstrucciones nasales, cirugías y los medicamentos que tomas). Si tienes un trastorno hemorrágico (como hemofilia), es posible que no seas apto para una rinoplastia.
  • Una exploración física. El médico te hará un examen físico completo, que incluye todos los análisis de laboratorio necesarios (por ejemplo, análisis de sangre). También revisarán tus características faciales, y la parte interna y externa de la nariz.El examen físico ayuda al médico a determinar los cambios que deben realizarse y cómo las características físicas (como el grosor de la piel o la fortaleza del cartílago en el extremo de la nariz) pueden afectar los resultados de la cirugía. Además, el examen físico es fundamental para determinar el impacto de la rinoplastia sobre la respiración.
  • Fotografías. Una persona del consultorio médico te tomará fotografías de la nariz desde diferentes ángulos. El cirujano puede usar un programa de computadora para manipular las fotos y mostrarte qué tipos de resultados son posibles. El médico usará estas fotos para realizar las evaluaciones sobre el antes y el después del procedimiento, como referencia durante la cirugía y para las revisiones a largo plazo. Lo más importante es que las fotos permiten hablar específicamente sobre los objetivos de la cirugía.
  • Una conversación sobre tus expectativas. Debes hablar con el médico sobre tus motivaciones y expectativas. El médico te explicará qué se puede y qué no se puede lograr con una rinoplastia y cuáles podrían ser los resultados. Es normal tener un poco de vergüenza al hablar de tu apariencia, pero es muy importante que seas sincero con el cirujano acerca de tus deseos y objetivos para la cirugía.

Si tienes un mentón pequeño, el cirujano puede analizar contigo la posibilidad de realizar una cirugía para aumentar el tamaño del mentón. Esto se debe a que un mentón pequeño da la sensación de que la nariz es más grande. No es imprescindible someterse a una cirugía de mentón en este caso, pero puede ayudar a equilibrar el perfil facial.

Durante la cirugía

La rinoplastia requiere anestesia local con sedación o anestesia general, según la complejidad de la cirugía . Consulta con el médico antes de la cirugía qué tipo de anestesia es la más adecuada para ti.

  • Anestesia local con sedación. Este tipo de anestesia se suele utilizar en el ámbito ambulatorio.
  • Anestesia general. Recibes el medicamento (anestésico) al inhalarlo o a través de una pequeña sonda (vía intravenosa) que se coloca en una vena de la mano.

La rinoplastia puede realizarse dentro de la nariz o a través de un pequeño corte (incisión) externo en la base de la nariz, entre los orificios nasales. Probablemente el cirujano reajuste el hueso y el cartílago debajo de la piel.

El cirujano puede cambiar la forma del cartílago o huesos de la nariz de diversos modos, según cuánto deba eliminarse o agregarse, la estructura de la nariz y los materiales disponibles.

Si la pared entre las dos partes de la nariz (tabique) está inclinada o torcida (desviada), el cirujano también puede corregirla para mejorar la respiración.

Después de la cirugía, estarás en una sala de recuperación, en donde el personal te controlará hasta que te despiertes. Podrías irte más tarde ese mismo día o, si tienes otros problemas de salud, podrías pasar la noche allí.

Después de la cirugía

Después de la cirugía, deberás permanecer en cama con la cabeza elevada por encima del nivel del pecho para reducir el sangrado y la hinchazón. La nariz puede congestionarse debido a la hinchazón o por las férulas colocadas dentro de la nariz durante la cirugía.

En la mayoría de los casos, los vendajes internos permanecen en su lugar de uno a siete días después de la cirugía. El médico también pega una férula a la nariz para proporcionar protección y apoyo. Por lo general, se la deja en el lugar durante una semana.

Para disminuir aún más las probabilidades de sangrado e hinchazón, es posible que tu médico te solicite que sigas unas precauciones durante varias semanas después de la cirugía. Tu médico puede pedirte lo siguiente:

  • Evita las actividades exigentes, como ejercicios aeróbicos y trotar.
  • Toma baños en lugar de duchas cuando tengas vendajes en la nariz.
  • No te suenes la nariz.
  • Consume alimentos con alto contenido de fibras, como frutas y vegetales, para evitar el estreñimiento. El estreñimiento puede ocasionarte tensión y eso ejerce presión en el lugar donde se realizó la cirugía.
  • Evita las expresiones faciales intensas, como sonreír o reír.
  • Cepíllate los dientes suavemente para limitar el movimiento del labio superior.
  • Usa vestimenta que se cierre y se abra en la parte delantera. No uses prendas que se ponen por la cabeza, como remeras o suéteres.

Usa pantalla solar con un factor de protección solar (FPS) 30 cuando estés al aire libre, especialmente en la nariz. Demasiada exposición al sol puede ocasionar cambios de color irregulares de la piel de la nariz.

La nariz cambia durante la vida, ya sea si te sometiste a una cirugía o no. Por eso, es difícil decir cuándo has obtenido el «resultado final». Sin embargo, la mayor parte de la hinchazón habrá desaparecido al cabo de un año.

Resultados

Unos cambios muy pequeños en la estructura de la nariz, a menudo medidos en milímetros, pueden hacer una gran diferencia en la apariencia de tu nariz. La mayoría de las veces, un cirujano experimentado puede lograr resultados con los cuales ambos estén satisfechos. Pero en algunos casos, esos pequeños cambios no son suficientes, y tú y el cirujano pueden decidir hacer una segunda cirugía para lograr mayores cambios. Si ese fuera el caso, debes esperar al menos un año para la cirugía de seguimiento, ya que la nariz puede sufrir cambios durante ese tiempo.

Preguntas frecuentes

¿En qué se diferencian la rinoplastia de la septoplastia?

La rinoplastia es una cirugía para cambiar la forma de la nariz. Como la respiración y la forma de la nariz están relacionadas, a veces la rinoplastia se realiza no solo para cambiar la manera en la que se ve la nariz, sino también para mejorar la respiración nasal.

La septoplastia es una cirugía para mejorar la respiración mediante el enderezamiento de la pared interna de la nariz que divide los pasajes nasales en los lados derecho e izquierdo (tabique nasal). Si el tabique está torcido, puede dificultar la respiración por la nariz. La septoplastia suele combinarse con la rinoplastia.

¿La rinoplastia es una operación simple?

No. La rinoplastia es una operación desafiante. . Generalmente, los cambios que se realizan durante una rinoplastia son muy pequeños. Pero estos cambios pueden afectar el aspecto de la nariz y su funcionamiento en forma significativa. Como los cambios son pequeño.

¿Cuánto dura el período de recuperación?

Programa no acudir al trabajo o establecimiento educativo ni cumplir con otras obligaciones durante una semana. Te sentirás mejor gradualmente, día a día, en la primera semana. Una semana después de la cirugía, las personas generalmente sienten que son ellas mismas nuevamente.

Después de la cirugía, habrá cierta hinchazón. Pueden transcurrir varios meses hasta que la hinchazón desaparezca, aunque los pacientes ya no la notan luego de un par de semanas. En general, vuelven a realizar la mayoría de sus actividades después de un 15 días, y al cabo de dos a cuatro semanas retoman todas sus actividades.

¿Existen riesgos?

Todas las cirugías tienen riesgos. Afortunadamente, los riesgos de la rinoplastia son pequeños y las complicaciones son poco frecuentes. El cirujanos te explicará en detalle los riesgos y beneficios de la cirugía antes de la operación.

¿Puedo ver cómo quedaría mi nariz después de la cirugía?

Sí. Antes de la consulta, el médico tomará fotografías estándares con distintas perspectivas de tu rostro. Estas fotos pueden manipularse para darte una idea de cómo se vería tu nariz después de la cirugía.

¿La rinoplastia es dolorosa?

No es para la mayoría de las personas. Un día posterior a la cirugía, la mayoría de las personas califica su dolor con un puntaje entre 0 y 4 sobre 10.

Leave a Reply

¿Necesitas ayuda?